ORACION DE SANACION » Oraciones Para Enfermedades Y Liberación

¿Cuál es la oración de sanación?

Te mostramos la mejor Oración de sanación para los enfermos, para sanación interior y liberación:

Sempiterno Dios todopoderoso,
bandeja infinita de salud y bondad,
que sabiamente has dicho «Yo soy quien te da salud».

Me presento ante ti en mis momentos más débiles,
porque, bajo los efectos de la enfermedad,
he experimentado lo frágil que es mi cuerpo.

Ten clemencia frente a los que se encuentran despavoridos,
renueva su salud y dales fuerza, para que estén sanos.
Has que los tratamientos de medicina de los doctores,
sean totalmente curadores,
porque tú eres nuestro médico por excelencia
y sabrás llevar esta situación sin que se desborde la locura.

Manifiéstate con una bendición gloriosa de tu amor
y otórgales la salud que su cuerpo exige,
la paz que su alma reclama,
para que renueven todas sus fuerzas,
y, una vez sanado, puedan ser fieles
servidores y defensores de tu testimonio.

Te lo pedimos en el santo nombre de tu hijo,
nuestro Salvador, Jesucristo, con la intercesión de
la Santísima Virgen María y orando con el Espíritu Santo,
a ti Señor, que reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

Vídeo de oración de sanación

Oraciones para cualquier persona sane

Más oraciones para sanar

Oración por la sanación de los enfermos

 Dios tú que quieres tener presencia en la vida de cada hombre, que no abandonas a ninguno de tus hijos, dales a nuestros hermanos enfermos la fuerza para luchar y para sanar. Deja que descubran en su prueba cuánto quieres estar cerca de ellos. 

Dios, hoy te suplico mediante esta oración de sanación, que estés al lado de la cama de todos los enfermos del mundo:

De aquellos que, a esta hora, han perdido el conocimiento y van a morir

De aquellos que acaban de comenzar su agonía

De aquellos que han perdido toda esperanza de curación

De los que sufren y lloran de dolor

De los que desean caminar y permanecen inmóviles

Amén

Petición de sanación por un familiar

Señor Jesús, cuando deambulaste por nuestra tierra, llegaron a ti los enfermos, y tú pusiste tus manos sobre ellos y restauraste su salud. Yo también vengo a ti para rezar por mis seres queridos, muy afectados por la enfermedad.

Ten piedad de ellos, alivia su sufrimiento, y si esa es tu voluntad, devuélveles la salud. Inclina sus corazones a la oración, para que en comunión contigo puedan tener la fuerza para resistir en la prueba. En cuanto a nosotros, inspíranos a rodearlos siempre con cuidado y tierna preocupación.

Amén

Poderosas oraciones para sanar nuestro corazón

Dios, nuestro Padre, para enseñarnos el valor del sufrimiento humano, querías que tu único Hijo asumiera todas nuestras enfermedades. Escucha nuestras oraciones para sanar nuestro corazón del odio y el rencor; danos la gracia de comprender que hoy somos parte de los testimonios benditos del Evangelio y que estamos unidos a la Pasión de Cristo por la salvación del mundo.

Amén

Oh Jesús Niño, Maestro de la vida y la muerte, aunque indigno y pecador, me inclino ante Ti para implorar la curación de mi corazón, de este mal que me aflige. Te pido para calmar los terribles sufrimientos de mi dolor.

Hoy pongo toda mi esperanza en Ti y en Dios Todopoderoso. Alivia mis penas, libérame de los sufrimientos y concédeme una salud perfecta, si eso está en conformidad con tu Voluntad y por el bien de mi alma.

Amén

 Oración de sanación del entorno laboral

¡Oh mi Señor! Hoy primero quiero agradecerte por tener la dicha de gozar de un empleo digno. Quiero pedirte mediante esta oración, la sanación del ambiente laboral para acabar con las intrigas y las competencias basadas en la envidia.

Para reconocernos como colegas profesionales y para hacer productivo cada instante en la unión de nuestros esfuerzos. Quiero pedirte que reine el amor en el entorno de trabajo, para que todo fluya armoniosamente.

Amen.

Oración de sanación familiar

Hoy mi Dios Todopoderoso, vengo a suplicarte por medio de esta oración de sanación, restablecer las situaciones por las que hoy la familia está atravesando y concederle paz a sus corazones y a sus almas, para el beneficio de todos.

Te pido por los que presentan problemas financieros

Por los que no pueden dormir en paz a causa de la miseria

Por los torturados por las preocupaciones de una enfermedad

Por los que han perdido la esperanza en Ti y no creen en una vida mejor

Por aquellos que se rebelan y maldicen Tu Nombre.

Amén

¿Por qué hacer una oración de sanación?

La busca incesante de la felicidad por parte del hombre, a su vez está profundamente relacionada con el deseo de liberarse de las enfermedades. Siendo ésta, una de las preocupaciones que más aflige a la humanidad, encuentra su respuesta y una profunda reflexión en el ámbito espiritual. En este sentido, la iglesia entiende que la enfermedad es una de las formas más comunes para unir a los hombres con Cristo. Este fenómeno se produce, generalmente, a través de las oraciones.

Cuándo y cómo hacer la oración para la sanación

El poder de la oración para la sanación u otro motivo, surge su efecto en cualquier lugar y en cualquier situación, cuando ésta se hace con fe; que no es más la certeza y la plena convicción de lo que se espera recibir mediante una súplica que nace desde el corazón.

Pero además de ello, es importante permanecer humildes, reconocer que somos pecadores y suplicar la misericordia de Dios. Además, debemos ser pacientes y perseverantes, en cuanto a la respuesta de nuestras súplicas y aceptar la voluntad de Dios, que no es otra que cada hombre sea feliz.

Aunque ciertamente, la iglesia constituye un lugar sagrado y privilegiado para meditar en las oraciones y comunicarse con Dios, y en cierto sentido, es el más adecuado; no es menos cierto que un lugar tranquilo como la habitación, un salón o incluso, en una congregación de varias personas que se reúnan en nombre de Dios, la oración para la sanación también tiene lugar.

Sin embargo, muchas personas se preguntan ¿Cómo decir una oración de sanación a Dios? ¿Podemos hablar con Él y esperar que nos escuche? ¿Es necesario ser un creyente y un practicante para orar bien? 

Para tener respuesta a todas estas interrogantes, es necesario decir que la oración no es una actividad de azar. Es sobre todo una actitud interior donde todo comienza con el silencio y el reconocimiento de que dentro de nosotros habita un Ser espiritual.

“En el corazón del hombre, hay un silencio innato, porque Dios permanece en lo más íntimo de cada persona. Dios es silencio, y este silencio divino habita en el hombre”, escribió el cardenal Robert Sarah en su libro titulado: La fuerza del silencio.

Por lo tanto, para que esta conexión espiritual interior sea posible, es necesario que exista cierta condición externa, ya que no podemos hacer una oración para la sanación en un entorno ruidoso, porque los esfuerzos se dispersarían.

Tipos de sanación que podemos pedir a Dios

Los tipos de sanación a través de las oraciones que podemos pedir a Dios, en cierto modo, no tienen límites. De hecho, cuando hablamos de sanación podemos referirnos a cualquier cosa, situación o condición que sea perjudicial en sí misma.

Por lo tanto, una oración de sanación no solo se refiere al plano de la salud cuando hablamos de enfermedad, sino que también podemos pedir sanar el alma en sí, o el entorno de un ambiente, como por ejemplo, el hogar, el trabajo, etc.

En cuanto a las enfermedades, los Evangelios nos enseñan que durante su vida pública, Jesús sanó a muchas personas a través de sus oraciones con profunda fe, la cual se manifestaba en los milagros. Los más frecuentes fueron: la curación de los ciegos, los paralíticos, los leprosos, los sordos, entre muchos otros. Sin embargo, en varias ocasiones Jesús también sanó a los poseídos, expulsando a demonios que los afligían, sanando de esta forma, en profundidad su alma.

La experiencia de la vida de Jesús, nos dice entonces, que el hombre puede suplicar cualquier tipo de sanación a Dios mediante las oraciones, ya sea una enfermedad física del cuerpo, del corazón y todos los órganos internos, etc., pero también se puede suplicar la cura del alma, de remordimientos, o cualquier evento del pasado que esté castigando la conciencia. Estas súplicas incluso, pueden pedir sanar las relaciones interpersonales o las desavenencias familiares, que normalmente encuentran remedio mediante el perdón y el amor.

Si te ha gustado y deseas saber más sobre oración de sanación, te invito a que explores nuestra página y veas nuestras oraciones haciendo clic aquí, encontrarás distintas ventanas de comunicación con Dios y plegarias de salvación para cada ocasión en la que te encuentres.

Además de toda la información sobre oración de sanación, quizá te interese:

¿Cómo ser cristianos agradecidos?

El ser cristianos nos da un gozo y alegría a nuestra alma, que es indescriptible. El amor de Dios es inmenso, por eso debemos dar gracias por sus bendiciones. Debemos orar con fe, así como hacemos la oración de sanación cuando estamos enfermos, debemos también regirnos por su palabra, cumplir los 10 mandamientos que nos enseñó. Podemos recordar los mandamientos a través de esta web: https://yocreo.com/los-10-mandamientos/. También, en su palabra nos habla de los 7 sacramentos que todo católico debe conocer y realizar, aquí puedes saber cada uno de dichos sacramentos: https://yocreo.com/sacramentos/.

Así como el Altísimo, no se separa de nosotros nunca, tenemos también a nuestra intercedora celestial, hagamos oración a la virgen de Guadalupe, y ella nos honrará con su amor materno, y cuidará de que nuestras peticiones sean escuchadas.

Días de bendición

Por más difíciles que parezcan las cosas, cada día es de bendición, los dones del espíritu santo nunca terminan de sorprendernos, y en los más momentos de más aflicción, su apoyo nos hace libres. Cuando hacemos nuestras oraciones para terminar el día, estamos arrodillándonos antes nuestro Padre, como símbolo de agradecimiento por toda su misericordia.

Cuando nos sintamos solos, recordemos que tenemos nuestros arcángeles dispuestos a escucharnos, cuando hagamos oraciones de San Miguel, nuestro arcángel, recordemos que él aleja lo malo de nuestras vidas, y está junto al Padre. Es importante tener humildad cuando alguien nos quita algo que queremos, y aunque nos frustre, debemos ser humildes, para no hacer oración a la santa muerte.

Quizá te interese:

Imágenes de oración de sanación

oración de sanación

oración para sanar

oración por sanación

oración sanación


¡Comparte! Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp


Deja un comentario