LA MAGNÍFICA » La Oración Magnificat A La Virgen – Original

¿Cuál es la oración La Magnifica?

Te mostramos la oración a la magnifica, tal y como fue proclamada a la Virgen:

Glorifica mi alma al Señor y mi espíritu se llena de gozo,
al contemplar la bondad de Dios mi Salvador.

Porque ha puesto la mirada en la humilde sierva suya y ved aquí el motivo porque me tendrán por dichosa y feliz todas las generaciones.
Pues ha hecho en mi favor, cosas grandes y maravillosas, él que es Todopoderoso y su nombre infinitamente santo, cuya misericordia se extiende de generación en generación, a todos cuantos le temen.

Extendió el brazo de su poder, y disipo el orgullo de los soberbios, trastornando sus designios.
Desposeyó a los poderosos y elevó a los humildes.

A los necesitados los llenó de bienes y a los ricos los dejó sin cosa alguna.
Exaltó a Israel su siervo, acordándose de él por su gran misericordia y bondad.
Así como lo había prometido a nuestro padre Abraham y a toda su descendencia por los siglos de los siglos.

Amén

Vídeo de La Magnífica

¿Qué es La Magnífica o Magnificat?

La Magnífica es una oración que ha sido tomado como cántico en la iglesia católica. Se encuentra en el evangelio de Lucas 1,26-55 y fue recitado por la Virgen en la visita a su prima Santa Isabel. Esta oración se recita con frecuencia al realizar la Liturgia de las Horas y se considera como la referencia más importante sobre la verdad de la venida del Mesías al mundo. En la actualidad, el Vaticano aún recita La Magnífica en Latín al igual que otras oraciones de gran importancia.

Más información sobre La Magnífica

La magnífica según la Biblia y el catolicismo

La Magnífica es un canto de alegría en donde María refleja sus sentimientos más puros. Aunque su situación no era la mejor, confió en Dios y en su palabra. Sabía que todo lo que estaba por venir sería maravilloso y nunca se dejó dominar por el espíritu del miedo.

María llena de alegría pronuncia La Magnífica y revela nuevos detalles sobre la venida del Señor. Cabe destacar, que en su mayoría, los pasajes de este cántico se encuentran en el Antiguo Testamento.

Por otra parte, celebra el hecho de que será madre, pero no de un hijo cualquier, sino del Hijo prometido de Dios y que tanto había sido esperado. Se regocija porque Dios la ha mirado y la ha escogido de entre todas las mujeres.

Se aviva su esperanza al ver como su hijo vendrá a salvar al mundo del pecado y a mostrar el reino de Dios a todos. Incluso podemos notar que es la primera en revelar las bienaventuranzas que luego Jesús predica en el Sermón del Monte.

En La Magnífica muestra el espíritu que debe tener el hombre y los sentimientos que debe rechazar para agradar a Dios. Es por esto, que este cántico es tan importante para la iglesia católica. Indica el inicio de la salvación y la llegada del Salvador.

Milagros y peticiones que podemos hacer a la Magnífica

Cada palabra que esta descrita en La Magnífica tiene una fuerza incalculable. Nos permite acercarnos más a Dios y conocernos a nosotros mismos. Es alzar y proclamar que la promesa de salvación se ha cumplido.

Esta oración nos brinda alivio y calma ante cualquier situación. No importa que tan grande sean nuestros problemas, podemos pedir lo que queramos y se cumplirá. Cuando estemos estancados y sin fuerzas, con angustia y desasosiego La Magnífica nos alentará.

Es justo en los momentos más difíciles de la vida de todo cristiano, que debemos aferrarnos a esta oración y comprender su sentido de agradecimiento. Estamos aceptando a Dios en nuestra vida como único arquitecto de nuestro destino.

Dándole el papel más importante en nuestras vidas y permitiendo que obre en nosotros como lo hizo con María. No cabe duda que esta es una oración milagrosa y que nos ayuda a respirar la esencia de Dios en el espíritu.

Es el canal principal para conectarnos con Dios de la forma más íntima que podemos imaginar. Haciendo realidad la manifestación de su amor entregándonos la felicidad plena. Si oramos correctamente obtendremos cualquier milagro que solicitamos al Altísimo, pero sobretodo estaremos en paz con Dios y con nosotros mismos.

Magnificat en latín

Magnificat anima mea Dominum,
et exultavit spiritus meus in Deo salutari meo,
quia respexit humilitatem ancillae suae.

Ecce enim ex hoc beatam me dicent
omnes generationes, quia fecit mihi magna
qui potens est, et sanctum nomen eius,
et misericordia eius
ad progenie in progenies timentibus eum.

Fecit potentiam in brachio suo,
dispersit superbos mente cordis sui,
deposuit potentes de sede,
et exaltavit humiles,
esurientes implevit bonis,
et divites dimisit inanes.

Suscepit Israel puerum suum
recordatus misericordiae suae,
sicut locutus est
ad patres nostros Abraham et semini eius in saecula.

Oración a la magnífica para alejar el mal

Virgen María y Madre del Dios Vivo
Ruega por nosotros y aleja todo mal de nuestro camino.

Tú, que por tu hijo has dado la vida
Y que en tu fidelidad a Dios siempre has permanecido.

Te pido, aquí en esta hora
Que mires a este humilde siervo
Que aun siendo pecador, clama tu protección.

Protégeme y líbrame de todo mal
De las personas que desean lastimarme,
De toda pensamiento y de las tentaciones que me rodean.

No permitas que caiga en el pecado
Que el deseo de ofender a Dios sea mayor a mí.
Aleja piadosísima Magnífica
Las artimañas del demonio que tanto me atormentan.

Madre Amada,
Te ruego que escuches esta, mi humilde oración.
Haz que todo este mal que me persigue
Sea destruido por tu divina gracia.

Protégeme de los envidiosos y de sentir envidia,
Cuida a mi familia y no abandones a los afligidos.

Aleja a todo aquel que tenga el mal en su corazón.
Pongo en tus manos mi vida y la de mis hijos,

Mi trabajo y mi familia.
Para que tú, guíes nuestro camino,
nos cubras con tu manto protector,
Y no permitas que nada ni nadie nos lastime.

Pongo en tus manos toda mi confianza,
Mi fe y mi esperanza.

Sé que detendrás todo el mal que me rodea
Y protegerás a mis seres queridos.

Ruega por nosotros Bendita Madre
Ahora y cuando llegue el momento de partir contigo.

Amen.

Oración para casos imposibles y enfermedades

Virgen Santísima llena de gloria y bendición,
Reina del mundo y madre de Dios.

Tú la más humilde servidora
Que no abandona ni esquiva a sus hijos más necesitados,
Vengo a ti clamando tu ayuda
Con un corazón humano y muchas veces endurecido por el pecado.

No me abandones en esta hora
Ni apartes de mí tu gracia.

Puesto que busco tu auxilio y tú consuelo
Esperando que en tu bondad y misericordia me escuches.

Ayúdame, Madre Santa
Que por tu amado Hijo y Señor
Seas indulgente y pidas a Dios por el perdón de mis pecados.

Líbrame del temor que habita en mi alma,
Lléname de paz, dame el don de la castidad,
Sáname y libérame de todos los peligros del mundo.

Hoy, en mi lecho
Deseo pedirte, oh Virgen María
Toma mi vida en tus manos y guía mi alma al cielo.
No permitas que se pierda en la eternidad.

Del mismo modo, quiero pedirte por el alma de mis seres queridos.
Mis padres, familiares y amigos.
Y cada uno de los que aún están vivos
Para que nunca se aparten del camino de Dios.

Llévame en tus brazos y abrígame en este momento de soledad,
Y que con tu amor pueda ver el rostro de Jesucristo, nuestro Señor.

Amén

Oración a la magnífica para la protección de la familia

Oh Virgen llena de gracia y bendición,
Tu que con humildad aceptaste ser madre del Hijo de Dios
Intercede a Dios por nosotros para que nos brinde su protección.

Ayuda a todos los necesitados del mundo,
Auxilia a los enfermos de gravedad,
Cura al afligido en espíritu
Y guíalos para que encuentren el camino de la salvación.

Protégenos Madre Santa
Y llénanos de tu gran misericordia.
Perdona cada uno de mis pecados,
Las veces que he sido desobediente,

Cuando he fallado y ofendido a Dios.
Ruega e intercede para el perdón de mis pecados.

Dame la fuerza para seguir adelante y guiar a mi familia por el camino de la fe,
Protege a cada uno de ellos y cúbrenos con tu manto.

Te pido Gran Señora
Que en mi hogar no falte el amor,
Llena mi hogar de prosperidad y comprensión
Para que con fuerza y en unión podamos resolver cualquier problema que se presente.

Protégenos del enemigo,
Aleja todo mal que pueda estar rondando mi hogar.

No permitas que la envidia nos invada
Ni que la angustia se apodere de nosotros.

Dame un corazón limpio y puro agradable a Dios
Y muéstrame el camino de la humildad para recibir a Jesucristo en mi corazón.
Madre mía, dame la paz que tanto anhela mi corazón
Y bendice todos los días de mi vida.

Amén.

Además de toda la información sobre la magnífica, quizá te interese:

Católicos poderosos

Ser católicos no es solo un decir, debemos seguir paso a paso la palabra de Dios. Como la magnífica, nuestra madre santa y protectora, debemos ser buenos y agradecidos con nuestro Padre Celestial. Seguir su palabra como nos dicta la biblia, debemos obedecer lo que nos pide en los 10 mandamientos, pues en ellos se encuentra el camino del bien. Además, como buenos católicos, debemos conocer y realizar los 7 sacramentos, para tener una vida adecuada a nuestra creencias religiosas.

Cuando las dificultades se presenten a nuestra vida, recordemos que Dios nos da el poder de cambiar las cosas, nuestra mejor arma es la oración. Cuando necesitemos la ayuda de nuestro Padre Celestial, porque tenemos problemas de salud, hagamos a él una poderosa oración de sanación, él seguro nos escucha y sana nuestros cuerpos. Tan poderosa es nuestra petición, que él en su divina misericordia nos ayudará, para poder hacer oraciones de poder, entra en la siguiente web: https://yocreo.com/oraciones-poderosas/

Vírgenes y arcángeles

No debemos olvidar que Dios es tan bueno y misericordioso, que no nos deja solos nunca, por eso, cuando queremos que intercedan por nosotros, tenemos a nuestra vírgenes y arcángeles, ayudándonos. Para cuidarnos de la violencia, pues es la cabeza de la milicia celestial, tenemos a San Miguel Arcángel, para hacer petición podemos hacer la oración que veremos en el siguiente enlace: https://yocreo.com/san-miguel-arcangel/

Santa marta fue una mujer servicial, y tiene un papel importante en la biblia por toda la entrega y por hospedar a Dios cuando este lo necesitó, podemos hacer una oración a nuestra patrona de los hogares, para sentirnos protegidos. Es importante aferrarnos a la oración para no caer en la tentación de pedir a la santa muerte. Si quieres conocer más información sobre la santa muerte, ve al siguiente enlace: https://yocreo.com/santa-muerte/

Quizá te interese:

Imágenes de la magnífica

magnífica oración

magnificat

oración a la magnífica


¡Comparte! Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp


Deja un comentario