ORACION A SAN EXPEDITO » Oraciones Para Causas Urgentes

¿Cuál es la oración a San Expedito?

Te mostramos la mejor oración a San Expedito, para que te conceda tu causa rápida y urgentemente:

Soberano San Expedito,
El socorrista por excelencia de las causas justas y urgentes,
Intercede en mi nombre frente al Dios padre todopoderoso,
para que me auxilie en estos momentos de desesperación
y angustia solemne.

Soberano San Expedito,
tú que eres el guerrero santo, el fiel servidor de Dios.
Tú que eres el Santo de los afligidos,
El Santo de los casos urgentes;
dame de tu protección, auxíliame,
dame de tus virtudes y fortaléceme con
coraje, valentía, calma, serenidad y fuerza.

Atiende mi suplica
(Realiza tu petición con fe).

Soberano San Expedito,
ayúdame a superar estas complicadas circunstancias.
Cuídame de toda amenaza, de todo peligro,
de personas y espíritus que busquen dañarme,
cuida a mi familia, amigos y hermanos.

Atiende mi suplica prontamente.
Trae a mi ser y mi hogar nuevamente la paz,
que un día nos dio tranquilidad para vivir.

¡Soberano San Expedito!
Te doy gracias eternamente, siempre te alabaré
y esparciré tu nombre entre todos los que desean alguien como tú,
un santo que oiga y atienda con urgencia.

Amén.

Vídeo de oración a San Expedito


Click aquí para ver el vídeo


Oraciones a San Expédito por toda causa

Más oraciones a San Expedito

Oración a San Expedito para urgencias económicas

¡Oh, San Expedito! Tú que atiendes las premuras y los aprietos. Tú que escuchas a los devotos que acuden a ti con el corazón en las manos. Tú que lees la fe que deambula en mis ojos. Vengo a ti, oh, San Expedito, implorando tu misericordia. 

Te pido que me ayudes a cubrir las necesidades que nacen en la urgencia. Llévame bajo el manto de Omnipotente, haz de mi vida abundancia y prosperidad con su presencia. Permíteme ayudar a quien de mí necesita a través de tu palabra. Pero primero, te pido perdones mis fallos y me devuelvas la dicha. 

Haz que el Santísimo comparta mi mesa. Que riegue de vinos y deliciosas bebidas mi boca, que calme mi sed y ansia. Que mi familia saboree deliciosos banquetes en tu nombre. Te pido que me des la oportunidad, que yo sabré hacer tu voluntad. Cuídame del cazador, de las penurias, del hambre que acecha. 

¡Oh, San Expedito! Pongo en tus manos mis méritos. Te entrego mis más grandes logros. Me despojo de las hazañas que he realizado y las que aún no he realizado. Y por eso te pido que me guíes en el camino de la riqueza. Yo sabré no vivir en el exceso, pues abrazaré tu palabra. 

Oración a San Expedito para una causa urgente.

San Expedito, tú que atiendes con premura debida cualquier urgencia, 

hoy te pido que intercedas por mi ante Dios todopoderoso. 

Dejo a tu precioso juicio los méritos que he conseguido 

hasta el día de hoy y confío en tu benevolencia. 

Tú que sabes la bondad que alberga mi corazón, 

ayúdame a salir de esta situación precaria en la que estoy.

Santo milagroso, no permitas que la injusticia reine en mi vida, 

pido equilibres la balanza hacia el lado del bien. 

Entrego mi corazón a tu devoción,

y ruego que me ayudes a ser bueno y justo como tú lo eres.

Amén

Oración a San Expedito para tener dinero urgente

Oh, San Expedito, ten misericordia de mí 

y presenta ante Dios mis súplicas. 

Oh, Santo Milagroso, en ti he confiado mi alma y existencia, 

te pido que me rescates de los apuros. 

Mi vida está entre feroces bestias 

y hay días en que creo que la fortuna me ha abandonado. 

Mi mesa está vacía, pero sé que sobre mí traerás tu bendición. 

En la gloria de Dios caerá sobre mí abundante paz 

y el pan pondrás sobre mi mesa. 

Oh, Santo de las urgencias y las causas perdidas, 

te pido que por mi cosecha y mi siembra. 

Te pido que me salves de las carencias 

y me permitas retomar mi rumbo económico. 

Plegaria a San Expedito para sanar a un enfermo

Bendito alabado y por siempre exaltado excelentísimo Señor Jehová, 

tú que guardas asiduamente por el bien de tus criaturas.

Tú que nos has dicho que si tocamos se abrirá,

 mediante esta oración imploro el nombre de San Expedito para sanar a _____.

Otorgale Señor mediante tu poder la misericordia 

para que por medio de él vuelva a estar saludable.

Dale el poder necesario para que _____ se levante de su suplicio, 

socórreme en mi desespero esperando la sanación. 

Oh San Expedito patrono de las causas justas y la prosperidad, 

concédenos tu gracia que te las sabremos agradecer.

Oración a San Expedito para un amor

Milagroso san Expedito santo poderoso en quien confío 

y a quien ofrezco toda mi fé y devoción, a ti dueño de las causas imposibles, 

recurro a ti en este momento de tribulación y desasosiego, 

humildemente, para que escuches mis suplicas y pensamientos 

que atormentan mis días y mis noches, entrego a ti 

los sentimientos de (fulano de tal) para que éstos sean sólo para mí.

Santo benévolo y mártir, tú que todo lo puedes, 

ayúdame a ser la única dueña de su amor y su pasión, 

bendíceme padre mío concediendo esta ferviente petición.

Amén

Oración a San Expedito contra las injusticias

San Expedito, Patrón de las urgencias y los apremios. San Expedito, Patrón de las injusticias e inequidades. Ayúdame, Santo Milagroso, a encontrar la calma que necesita mi alma. Te pido que acudas a mí y derrames tu justicia. Te pido que actúes de mediador entre mis enemigos y mis causas.

Te pido que saques la verdad de las almas involucradas. Te pido que me llenes de tu inmensurable valentía. Te pido que me des tu certeza y tu fortaleza. Te pido que me enseñes a ser un siervo devoto como tú. Te pido tanto y te doy mi devoción. 

Escucha ,San Expedito, mis plegarias y haz la verdad en la tierra. Haz de este martirio sólo una lección de vida. Haz de las dificultades nuevas formas de renovar la esperanza. Ábreme las puertas de la paz y bendición. Enséñame la humildad de transitar sobre tus pasos. 

San Expedito, Santo Patrón Benevolente, te agradezco tu voluntad. Te agradezco el punto a Dios y a su Gloria. Te agradezco la abundante paz de saber que estás conmigo, hoy y siempre. Llevaré tu palabra y tu nombre a donde vaya y brindaré una mano al urgido, como tú lo has hecho conmigo.

¿Quién fue San Expedito?

Fue un militar romano de principios del siglo IV, quien comandaba una legión romana para el emperador Diocleciano. Cuentan las historias que se convirtió al cristianismo tras conmoverse al ver forma en que los cristianos asumían la muerte. 

Tras esto, se le apareció un cuervo en representación del espíritu de mal, el cual le insistía en postergar su conversión. Sin embargo, San Expedito lo ignoró e, iluminado por la Gloria de Dios, se hizo creyente. Alegaba: “¡No dejaré nada para mañana, seré cristiano hoy mismo!”. 

Tal decisión hizo que el emperador ordenara matarlo a él y a sus compañeros en Melitente, el 19 de abril de 303. Esto no hizo que flaqueará su espíritu y devoción, dedicando el resto de su vida al servicio de Dios. 

Por consiguiente, San Expedito es considerado el Patrón de las urgencias, de las causas justas y nobles. También es conocido como el defensor de las causas imposibles y el mediador de los conflictos o juicios.

A pesar de esto, no figura como Santo canonizado para la Iglesia Católica. Fue descanonizado por tener pocas pruebas sobre su existencia. No obstante, se trata de un Santo Tradicional con muchos adeptos. Es común escuchar la frase: “¡San Expedito, gracias por los favores concedidos!”.

La imagen de San Expedito, ¿qué representa?

En la imagen de San Expedito se aprecia un joven soldado romano con su uniforme de guerra. En su mano sostiene un crucifijo que dice “Hoy”, símbolo que reafirma su decisión de realizar la conversión al cristianismo. En su otra mano una hoja de palma, lo cual representa el dolor que padeció tras tomar esta decisión.

En sus pies se aprecia al cuervo que le invitaba a postergar su conversión con la palabra “mañana”, siendo aplastado por él. Dicho animal simboliza a los espíritus malignos, quienes buscan alejarnos de Dios y de su palabra. Por eso, San Expedito lo derrota y reafirma su postura como creyente.

A su lado, reposa su casco como muestra de que el mártir abandonó sus victorias terrenales y humanas por el amor de Dios. Aunque esto le costó la vida, su valentía, compromiso y fortaleza ante la adversidad, sustentando en su fe, son ejemplo para sus devotos. 

Día de celebración a San Expedito

Cada 19 de abril, el mundo celebra la fe y templanza que San Expedito mostró al afrontar su destino. Expedito decidió enseñar el cristianismo a toda su tropa, lo que hizo que muchos se convirtieran a él. Esto no agradó al emperador, quien al enterarse del tal hecho, ordenó su muerte. 

Tras ser interrogado, golpeado y torturado, es llevado a morir a decapitado. Algunas historias cuentan que previo a esto fue flagelado, esperando que este se arrepintiera de su decisión de ser cristiano. Era tal la conexión de San Expedito con Dios, que jamás se arrepintió de sus acciones. 

En esa misma fecha, hoy en día asignada para su conmemoración, fue asesinado junto a sus compañeros. 

¿Cuándo debemos rezarle a San Expedito?

San Expedito se caracteriza por interceder ante Dios para atender situaciones de urgencia. Por lo cual cuando necesitamos una pronta respuesta, es el momento perfecto para recurrir a él.

Si eres víctima de alguna injusticia o existe un debate entre la inocencia y la maldad en tu vida, San Expedito te ayudará. Además, cuando hay una causa que se ha dado por perdida o abandonada. Sin embargo, estudiantes o militares también pueden rezar a San Expedito para lograr sus objetivos.

Puedes realizar peticiones urgentes de diversa índole. Muchas personas acuden a San Expedito para pedir por una mejora en su vida económica. Otros desean un buen trabajo o la buena resolución de una situación de injusticia. 

Otros tantos piden por una mejora en su salud o la de un ser querido. En general, rezar le da tranquilidad y paz a nuestra alma, pero rezar a San Expedito nos brinda mayor serenidad.

Tener de un lado a un Santo de tanta devoción y conexión con Dios nos permite reafirmar nuestra fe. Siempre es un buen momento para rezar a San Expedito. Si deseamos solicitar un favor, podemos hacerlo. Sin embargo, en ocasiones podemos rezar para agradecer por lo concedido y mantener viva nuestra creencia. 

¿Cómo hacer oraciones a San Expedito?

Es muy fácil realizar una oración a San Expedito. Solo debes reunir la fe que albergas en tu corazón y colocarla en ella, así se hará realidad el milagro. Puedes repetirla un par de veces o incluso por algunos días.

Aquellas realizadas días previos a su conmemoración suelen tener mayor capacidad milagrosa. Entre los días 10 a 18 de abril, algunos devotos eligen reunirse con sus familiares para pedir la intercesión de San Expedito o hacerlo de forma individual. Si así lo deseas, puedes incluso realizar una novena en este período de tiempo.

Realizar oraciones en grupo para solicitar la intercesión de San Expedito puede ser beneficioso. Dado que es un Santo que sacrificó su vida por propagar el cristianismo, es positivo reunirse para orar a él. Dada su profunda conexión con Dios, parte de su función como Santo es atraer más personas a la Gloria de Dios. 

San Expedito no busca ser venerado a través de los devotos que le piden su intercesión. La forma de retribuir los favores concedidos, es que la persona beneficiada se acerque al cristianismo. Por ende, una vez que el milagro es concedido, se recomienda continuar rezando como agradecimiento. 

Si te ha gustado esta oración a San Expedito, y deseas leer más sobre él, divaga en nuestra web y encuentra una diversidad de oraciones a San Expedito, podrían ser de suma utilidad para cada situación que estés pasando, sólo debes dar clic aquí y serás redirigido a la web donde encontrarás más oraciones sobre el santo de las causas justas y urgentes.

Además de toda la información sobre la oración a San Expédito, quizá te interese:

La fuerza de la oración

Como católicos cristianos, sabemos que la oración es la fortaleza más grande con la que podemos combatir todas las batallas, así como hacemos la oración a San Expédito para todos esos problemas económicos y del hogar que tenemos, también podemos hacer otras oraciones que nos ayudan a vivir mejor cada día y poder superar cada uno de los problemas que se nos presentan. Debemos consagrar los sacramentos para sentir paz en nuestra casa, con el padre y con nuestra iglesia, que es nuestra segunda casa. Seguir cada uno de los diez mandamientos, nos ayudará a caminar por el sendero del bien, ese que Dios nos obliga a andar para poder ser personas de corazón puro.

Cuando oramos debemos hacerlo llenos de fe y esperanzas, podemos acompañarnos de un escapulario y de imágenes de la virgen de Guadalupe, para sentir el calor materno de nuestra Madre Celestial. El Altísimo Justo Juez, está siempre pendiente de sus hijos, por eso, nunca dudemos que cuando oramos y nos arrodillamos ante él, estamos en su compañía. y cualquier carga será más leve de su mano.

La oración es diaria

Si bien Dios jamás deja de observarnos y cuidarnos, debemos ser agradecidos y mostrarle nuestra fe constantemente, que él vea que somos siervos de fe incansable. Para empezar el día de la mejor manera, hagamos oraciones en la mañana y veremos como cada paso que damos será bendecido. Lo mismo al terminar nuestra jornada diaria, al llegar a casa, hagamos una oración para antes de dormir. Orar y agradecer a nuestro Padre Celestial, nos dará la cercanía que deseamos y la paz de continuar cada día.

La seguridad y el resguardo del señor Jesús, es lo que todos los creyentes en cristo deseamos, por eso debemos hacer oraciones para la protección cuando vamos a salir de casa, para que en cada paso que damos, nuestro Padre Bendito nos acompañe y nos haga regresar con bien a nuestro amado hogar.

Quizá te interese:

Imágenes de oración a San Expédito

¿Te ha gustado?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.8 / 5. Recuento de votos: 47

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


Quizá te interese:


¡Comparte!


Deja un comentario