ORACION A SAN BENITO » Oraciones Para Interceder Ante Dios

¿Cuál es la oración a San Benito?

Te mostramos una oración a San Benito, para que puedas clamar por aquello que anhelas y necesitas, a continuación, te mostramos nuestra mejor oración, más adelante encontrarás más:

¡Oh amado y puro San Benito!,
Hoy se conoce tu nombre por toda la tierra,
Tu devoción se expande muy rápidamente,
Ya de ti otros han escuchado,
Y cuando han acudido a ti,
Te han encontrado.

Miras desde lo alto,
Todo lo que aquí acontece,
Te sensibilizas por la humanidad,
Miras con compasión,
Tanta fragilidad y dolor,
Te aferras en la oración y sujetas con poderío,
Todo lo que nos hace daño,
Todo lo que ensordece,
Imperas contra la maldad,
Sabes que tus palabras llegan a Dios,
Que tus consuelos son sentidos aquí,
Y en cada oportunidad.

Sin tardar,
En la más confiable hazaña,
Y derrumbando las aguas turbias,
Humedeciendo las almas áridas,
Encendiendo fuego en la frialdad,
Abriendo los ojos de nuestro espíritu,
Con fervoroso y leal abrazo,
Conduces a este pueblo débil,
Hacia el camino de la luz,

De la mas franca santidad,
Y sin dejar a ninguno fuera,
Incluyendo a los enemigos,
Ruegas por ellos y por nosotros,
Rompe las cadenas de la crueldad,
Y por tu esencia y la de Nuestro Padre,
Revelas las glorias eternas,
La divinidad del Altísimo,
Y nos enseñas a adorar,

A las tres divinas personas distintas de única naturaleza,
E iguales en su dignidad y amor.

San Benito, santo, santo,
Desde hoy me proclamo tu devoto,
Toma mi mano y no la sueltes,

Finalizamos rezando un Padre Nuestro, poniéndonos en manos de Dios.

Amén.

Vídeo de oración a San Benito


A continuación encontrarás las mejores oraciones a San Benito para diferentes cuestiones:

Más oraciones a San Benito

Oración para la intercesión de San Benito

Poderoso padre San Benito espíritu purísimo y bienaventurado,

en quien resplandece una luz divina pura y celestial.

Pido tu paz, refugio, comprensión, protección 

y buenos pensamientos para mí y mi familia. 

Protégenos de todo mal y de toda persona de malas

 intenciones y oscuros pensamientos.

Mete tus manos poderosas y divinas en esta difícil situación,

e intercede por nosotros en esta dura adversidad, líbranos de toda maldad. 

¡Oh san Benito bendito!, tú que proteges a los más 

débiles y vulnerables ayúdanos a consagrar el milagro que 

necesitamos, dejamos todo en ti santo divino.

Amén.

Oración a San Benito contra las envidias 

¡Oh, San Benito!

Sublime interceptor ante la Gloria de Dios, tú que escuchas el clamor de quienes de ti necesitan y curas almas y reviertes males. Aleja de mí las maldiciones, las injurias, la envidia.

Protégeme contra los males que a mí me rodean. Protégeme de la envidia de mi enemigo y del que se hace llamar mi amigo. Protégeme hoy y siempre alejándome de todo lo oscuro, acercándome cada día a Dios. 

Te pido que intercedas ante las fuerzas que me afligen y que celan lo que tengo. Te pido que intercedas por mis favores, que llenes de tu gracia mis anhelos. Te pido que me muestres la gracia de tu corazón bondadoso que ayuda a quien más lo necesita.

Ayúdame, San Benito, a vivir conforme a los deseos de Dios. Haz que en la adversidad mi fé nunca flaquee, porque tú estás conmigo. 

Conforta mi alma. Guíame en los caminos del bien y la esperanza. Permíteme salir victorioso de los Valle de las sombras de muerte. Extiende tu mano a mí y a mi familia. 

Hazme habitar la morada del Señor y acompáñame en cada paso del camino llamado vida. Pero llévame a la gracia divina de la eternidad cuando parta.

Oración a San Benito para tener una buena muerte

Oh Dios que nos das la vida y solo a ti te pertenecen nuestras almas, 

somos creación del polvo y allí volveremos. 

Te pido mediante San Benito Patrono de la Muerte, 

que nos mires con condolencia cuando me llames a servir a tu lado. 

Permite que el sendero que me has dado en tu mundo 

esté lleno de serenidad y compasión. 

Dale a mi alma un descanso digno de estar en tus cielos 

y a mi cuerpo la oportunidad de una muerte sin sufrimientos. 

Permíteme arrepentirme de mis acciones, corregir mis errores 

y dame el perdón para descansar en la eternidad.

Oración a San Benito para su protección

San Benito Protégenos del mal y otorga sabiduría 

para avanzar en esta situación precaria que vive la humanidad.

Aleja a los enemigos que nos perjudican cada día,

danos fortaleza para afrontar el mal que existe en la humanidad.

Con tu gran virtud y nobleza abre los ojos de las personas

y extiende tu mano para hacerles saber que no están solos.

Por eso vengo ante ti para pedirte certeza para elegir el camino del bien 

y así proteger a los más débiles en el mundo.

Amén

Oración a San Benito para el 11 de julio

A ti glorioso protector, te oramos y te glorificamos.

Recurrimos ante ti por la protección y guía en el difícil camino,

que este 11 de julio nos ilumine y nos guíes para un año próspero.

Creo en ti líder de los monjes, con lealtad y sabiduría.

Solo tú, glorioso San Benito capaz de iluminar hasta el alma más oscura,

ayuda a los desamparados y a los más necesitados.

Por que tu eres el camino para aquellos que no quieren ver ni aceptar el bien

Intercede por la humanidad que se pierde en los pecados

Solo tú San Benito, sólo en ti confío.

Amén

San Benito, ¿quién fue?

San Benito de Nursia nació en el año 480 en Umbría, Italia, en el seno una familia acaudalada de dicho municipio. Su estilo de vida y la forma en que practicaba la religión, ha hecho que sea considerado el fundador del monaquismo occidental. La columna vertebral de sus ideas reposa en su lema “ora et labora” (ora y trabaja). 

Fue un monje fundador de la orden de los benedictinos, la cual se basa en “La Santa Regla”, 73 cortos capítulos donde retrata la importancia de la formación humana. Por esto, llevaban un estilo de vida fundamentado en la disciplina, dado que honraba la vida de trabajo de Jesús y José. 

Se cuenta que al morir en el año 547, un rayo de luz ascendió al cielo como simbolización de la pureza de su alma. De tal forma, sus enseñanzas constituyeron un legado importante para el cristianismo. A partir de allí, sus discípulos comenzaron a replicar su legado. 

Se cuenta que sus enseñanzas contribuyeron con la civilización de Europa. Los monjes benedictinos se dieron a la tarea de fomentar nuevas formas de trabajo y comportamiento en la población. Por tal motivo, es considerado Patrón de Europa, siendo el día de su celebración el 11 de julio. 

Protección contra el mal y las envidias

A lo largo de nuestra vidas, nos vemos expuestos diversas energía espirituales. Ser objeto de envidias, males e incluso trabajos oscuros puede ocurrirle a cualquiera. En este sentido, la figura de San Benito ha adquirido el rol de interceptora en estos casos, sirviendo como una fuente de protección para los afectados.

La envidia actúa cuando una persona custodia algo que tú u otra persona posee. Puede ser desde objetos materiales hasta una relación de pareja, una familia o un hijo. Las personas pueden actuar con malicia contra cualquier cosa que consideren que tú tienes, pero sientan injusto el que ellos no. 

Las creencias populares apuntan a que las envidias y otros tipos de males actúan de formas distintas. Muchas de estas se manifiestan llenando la vida de la persona de desgracias y malos ratos. En estos casos, las personas de fé recurren a rezos y oraciones para erradicarlas de sus vidas. 

Los embates espirituales de esta índole se están volviendo cada vez más comunes. Estamos en constante ataque de fuerzas del mal, sin embargo, es nuestro deber como creyente reconocerlas y eliminarlas. Dado que nos mueve la fé, optamos por recurrir a nuestros Santos, quienes pueden hacer el milagro de desplazar la negatividad.

San Benito fue una figura importante en la lucha contra el mal en la tierra. Como ya hemos visto, dedicó su vida a luchar contra las fuerzas del demonio y la maldad. Este poder trascendió de su existencia terrenal, y por eso ahora muchos claman a él por resguardo.

Rezar una oración llena de fe a San Benito, puede protegerte de las influencias del mal. La iglesia católica reconoce esta figura, así como su medalla, como un exponente importante para el resguardo de los creyentes. Y no solo debes recurrir a él en la adversidad, también puedes contar con él en los mejores momentos de tu vida.

Importancia de orar a San Benito

Para los creyentes, se trata de un acto donde conectamos con nuestra espiritualidad y hablamos con Dios. La oración es el medio para agradecer, pero también para solicitar a Dios algún deseo. En ocasiones usamos mediadores como San Benito, quienes transmiten nuestro mensaje al creador y ejecutan ellos mismos el milagro.

Es importante orar a San Benito porque nos permite erradicar de nuestras vidas cualquier cosa que nos atormente. Cuando pasamos por una mala racha, cuando nos sentimos tristes, agobiados, allí él escuchará nuestro llamado y apartará cualquier cosa negativa.

Es por esta razón que San Benito cuenta con millones de devotos en todo el mundo. Muchos de ellos claman por su intercesión en momentos de dificultad. No obstante, es también conocido por atraer la abundancia y la suerte a la vida de quien le dedica un rezo. 

Algunos optan por llevar encima su medalla y memorizar diversas oraciones para San Benito, dado que es considerado un padre protector y un santo profundamente milagroso. 

Se trata de uno de los Santos más aclamados de la iglesia por la fuerza en que sus milagros se manifiestan en la vida de las personas. Si necesitas que él interceda por ti, a continuación te contamos cómo traer su protección a tu vida. 

Cómo y cuándo orar a San Benito

Cualquier momento es perfecto para orar a San Benito. Si sientes que tu vida va cuesta arriba, él te escuchará y alejará aquello que te aflige. Sin embargo, si estas en el mejor momento, él se encargará de que este perdure y que la envidia de otros no afecte tu bienestar. 

Las oración de San Benito que selecciones debes realizarla con toda tu fe y mucha devoción. De esta forma, él escuchará tus pedidos y echará sobre ti todo su poder sacramental. Puedes hacerlo usando la reconocida Medalla de San Benito, la cual siempre puedes llevar contigo y acompañada de la oración. 

Medalla de San Benito

La Medalla de San Benito es uno de los sacramentales cristianos, el cual ha sido reconocido por la Iglesia Católica. Es decir, es un objeto destinado a cuidar y sanar el alma de los creyentes. Constituye un signo sagrado que nos permite limpiar nuestros pecados y protegernos del mal.

En el caso de la Medalla de San Benito, se considera un signo de protección que erradica los males y protege a quien lo lleva consigo. Lleva inscrita la palabra «PAX», es decir «PAZ», la cual constituía el lema de su Orden. Además, alberga una potente oración contra exorcismos y las iniciales «C.S.P.B», que quieren decir «La Cruz del Santo Padre Benito»

San Benito de Nursia y San Benito de Palermo

Hay varios Santos que llevan el nombre de San Benito. De todo estos, destacan dos figuras importantes: San Benito de Nursia y San Benito de Palermo. Ambos de origen Argentino.

San Benito de Nursia o «Abad» vivió entre los años 480 y 547. Fue quien fundó a los benedictinos, una orden basada en esparcir la autarquía, es decir, la autosuficiencia de las órdenes. Se organizaban con la iglesia basilical y el claustro.

Luego está el San Benito de Palermo, quien vivió entre los años 1524 y 1589. Nacido en Sicilia y conocido como San Benito El Negro o El Moro por su color de piel. Es considerado Patrón de los Africanos, dado que luchó por la causa racial.

Además de toda la información sobre la oración a San Benito, quizá te interese:

La salvación de los cristianos

Dios en su enorme misericordia nos ha prometido un mundo mejor para el final de nuestros días. Oraciones como la de San Benito, nos ayudan a entender que la felicidad eterna la tenemos en la mano siguiendo los pasos que el padre nos ha dejado bien marcados. Así como San Benito que siempre buscó la santidad, podemos ser esos seres de luz que serán recompensados el día del juicio final. Para saber todo lo que Dios nos dice del apocalipsis, sigue el siguiente enlace: https://yocreo.com/apocalipsis/

Nunca podemos dejar de lado hacer oracion la magnífica a la virgen, pues ella es nuestra madre y quien nos socorre en momentos de desesperación. Porque Dios no ha iluminado con su palabra, y su fortaleza la recibimos a través de cada oración que hacemos, siempre con fe. Por eso es importante que en momentos de inconsuelo, en donde necesitamos un verdadero milagro, hagamos esa oración milagrosa que nos tranquilice, sigue el enlace y ora con nosotros: https://yocreo.com/oraciones-milagrosas/

Sanar el corazón y el cuerpo

Nuestro corazón debe sanar y mantenerse limpio, por ello debemos orar a diario y ser agradecidos con el Altísimo. Pero cuando nuestro cuerpo es el que debe sanar, y necesitamos salud, pidamos con fuerza en una oración sanadora, de esas que nos desahogan el alma. Dios nos levantará con su mano santa, y ya no habrá peso que pueda contra nuestra recuperación.

Para dar más fuerza a nuestra oración, podemos acudir a la patrona del alojamiento y de la estabilidad, esto lo haremos con las oraciones a Santa Marta, ella nos dará cobijo y nos acogerá para darnos su protección.

Como cristianos debemos tener claro que somos guerreros de un Dios fuerte y omnipotente, así como el arcángel San Miguel, podemos ser esos que nunca se rinden, al seguir cada una de las cosas que nuestro Padre Celestial nos dice que hagamos. Seamos buenos, fuertes y refugiados de su Misericordia.

Aunque a veces nos sintamos abandonados, recordemos que no lo estamos, Dios jamás abandona a sus hijos. Seamos conscientes que la oración es la mejor forma de comunicarnos con él, por eso nunca debemos dejar de orar. Y si sentimos que nuestra causa está perdida, fortalezcámonos haciendo la oración a San Expédito. Refugiemos nuestras esperanzas a la palabra de nuestro señor Jesucristo. Amén.

Quizá te interese:

Imágenes de oración a San Benito


Quizá te interese:


¡Comparte!


1 comentario en “ORACION A SAN BENITO » Oraciones Para Interceder Ante Dios”

Deja un comentario