Oración al Espíritu Santo para pedir virtudes

El Espíritu Santo es la tercera persona de la santísima trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Jesucristo dijo que si invocamos al espíritu santo, el vendría sobre nosotros.

Orar al Espíritu Santo, carpara que este sobre nosotros, nos unja y nos proteja es de gran valor espiritual, por cuanto Dios le concede el poder de otorgarnos sus dones: temor de Dios, sabiduría y entendimiento, fortaleza, piedad, entre otros.

Cuan todo el Espíritu Santo mora en nosotros, aunque no le vemos, podemos sentir sus manifestaciones tales como: regocijo o paz interior, amor hacia nuestros semejantes y también hacia nosotros mismos, mansedumbre y autodominio, cualidades estas que son indispensables para coexistir.

Oración al Espíritu Santo

Oh Esp√≠ritu Santo, ¬†que viniste a Jes√ļs,
te pido vengas a mi,
pues con mucha devoción,
clamo por tu protección.

Oh Esp√≠ritu de bondad, que ungiste a Jes√ļs,
te ruego benignidad,
que seas tu mi bienhechor
para que lleno de amor
me pueda manifestar.

Oh, Esp√≠ritu de libertad, que dirigiste a Jes√ļs,
te imploro tu dirección,
sabiduría y entendimiento
que  en mi mente y corazón,
prevalezca la razón.

Oh, Esp√≠ritu recto, que moraste en Jes√ļs,
te suplico  mores en mi,
y que tengas piedad
y me limpies de pecados y maldad.

Oh ¬†Esp√≠ritu generoso, que regocijaste a Jes√ļs,
concédeme la paz y gozo de tu amor
para que con mis acciones
te glorifique mi Se√Īor.

Oh, Esp√≠ritu de Santidad, que perteneciste en Jes√ļs,
ay√ļdame a eliminar
todo rastro de maldad,
y abr√°zame con piedad
para el perdón alcanzar.

Oh Esp√≠ritu de adopci√≥n, que habitabas en Jes√ļs,
apodérate de mi,
de mi humilde corazón,
para que pueda gozar,
de los dones que tu das
tolerancia  y paz, ante la diversidad.

Oh, Espíritu de Cristo,
llena mi alma del don de la fortaleza
para que no desvanezca, ante tanta crueldad
y así mismo tu consejo
pueda seguir hasta viejo.

Amén.


¬°Comparte! Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp


Deja un comentario